congelador

7 Consejos que Necesitas Saber para Comprar un Congelador y Acertar

Si necesitas un congelador, seguro que te has encontrado con la duda de qué características debe tener para acertar en tu compra. Son electrodomésticos sencillos, cuya funcionalidad es clara, en principio, congelar el alimento para su correcta conservación.

Pero bajo esta evidente función, sí que hay detalles que pueden ser interesantes a la hora elegir uno. Y es precisamente lo que vamos a intentar con este artículo. Darte los consejos necesarios para comprar un congelador y no fallar en el intento. Y también algún tip para cuando ya lo hayas comprado, que nunca está de más.

1. Piensa en el espacio… ¿arcón congelador o vertical?

Sí, es una de las primeras decisiones que debes tomar. El arcón congelador es horizontal y el vertical es de tipo frigorífico, que está diseñado en altura. Según el espacio que tengas y otros factores a considerar, puedes elegir uno u otro.

1.1. Ventajas del congelador horizontal o arcón congelador

  • Es genial cuando necesitas mucho espacio, ya que se aprovecha mucho más. Es su gran ventaja.
  • Hay una amplia variedad en el mercado, a buenos precios.

1.2. Desventajas del congelador horizontal o arcón congelador

  • Necesitas más espacio para colocarlo. Suelen tener un metro de fondo, y una anchura que puede llegar al metro y medio. Y la altura está en torno a los 90 centímetros. Aunque los vas a encontrar de diferentes tamaños. Por ejemplo, arcones congeladores estrechos.
  • Son más difíciles de organizar. La comida se coloca más amontonada que en los verticales y son más incómodos por ello.

1.3. Ventajas del congelador vertical

  • Son mejores cuando tienes poco espacio, ya que no abultan tanto.
  • Todo se organiza mejor, ya que tienen varios estantes, que incluso se pueden extraer. Más cómodo y sencillo de utilizar. También a la hora de limpiar.

1.4. Desventajas del congelador vertical

  • Si necesitas congelar mucha cantidad, es mejor un arcón congelador. Te lo recomendamos.
congelador vertical

2. Ahorra dinero si consume poco

La eficiencia energética es algo muy a valorar en cualquier electrodoméstico. Y, por supuesto, los congeladores, aunque no consumen mucho, también tienen su clasificación correspondiente. Y si podemos comprar un modelo de tipo A o superior, seguro que unos euros nos podremos ahorrar a los largo del año. Date cuenta que son aparatos que están siempre enchufados a la corriente.

Para que te hagas una idea, el consumo de un congelador puede ir desde 120 kWh/año hasta casi 400 kWh/año. Todo ello según su tamaño y su eficiencia energética. Por lo tanto, no dejes pasar ese detalle a la hora de elegir uno.

3. Mejor No Frost

Sí, es algo que ya incluyen casi todos los congeladores y frigoríficos. Con la tecnología No Frost evitas que aparezca escarcha en el aparato. Así vas a conseguir trabaje mejor y sea más fácil su limpieza y evitar el descongelado.

4. Piensa en la capacidad que necesitas

Este consejo tiene que ver mucho con el primero. Es importante que pienses en qué tamaño de congelador necesitas. Por supuesto, en función del espacio que tienes para él.

A mayor capacidad, mayor espacio va a ocupar. Piensa en cuánta comida vas a guardar habitualmente, según tus necesidades, usos y familia que tengas. También en el caso de que le vayas a dar un uso profesional. En ese caso, siempre mejor un arcón congelador.

Vas a encontrar congeladores de casi todos los tamaños. Pequeños, de menos de 50 litros, normamlente congeladores verticales. Y grandes de hasta 500 litros de capacidad.

Y siempre pensando que esa capacidad que anuncian las marcas es menor en la realidad. Hay espacios que no vas a poder ocupar, ya que ese volumen podríamos decir que es en bruto.

Aunque es difícil trasladar esas medidas al uso humano, diríamos que un congelador de 50 litros sería perfecto para un máximo de 2 personas. Y a partir de 100 litros, para unas 4 personas.

Y si que la inversión sea mucha si sois pocos, ya que hay una buena gama de congeladores pequeños y baratos.

5. Mejor sencillo y bien organizado

Nos gustan los electrodomésticos fáciles de utilizar. Nuestro congelador ideal tiene los mandos de fácil acceso y en la parte frontal, desde donde se pueda regular la temperatura interior.

Y si tiene una buena organización interna, mejor que mejor. Aunque esa facilidad de acceso y de organización la vamos a tener especialmente en los congeladores verticales. Los horizontales son, ese sentido, menos cómodos.

También una buena luz que ilumine el interior es muy necesaria para encontrar todo lo que metas dentro.

6. Y cuando ya lo tengas, hay que instalarlo bien

Sí, si ya te has decidido a comprar uno, sigue un par de consejos cuando lo vayas a instalar. No tiene mucha dificultad, y lo que debes hacer es alejarlo de cualquier tipo de calor. A mayor calor alrededor, mayor consumo para mantener el contenido frío.

Y no lo pegues a ninguna pared. Debes dejar uno 5 centímetros de separación. Sería lo ideal para que funcione mejor.

arcón congelador

7. Por último, úsalo bien

Después de una correcta instalación, ya solo queda disfrutar de él. Y si sigues estas recomendación, vas a disfrutarlo más y durante más tiempo.

Por ejemplo, no te excedas en la temperatura. Con -18º es suficiente para una correcta congelación. Así evitarás gastar más de lo necesario. Y no lo abras mucho, y mejor que esté lleno que vacío.