camara-reflex-canon

Diferencias entre Cámara Réflex o Cámara Compacta, ¿cuál comprar?

Seguro que si eres aficionado a la fotografía te ha podido surgir una duda entre qué modelo de cámara comprar, si una cámara réflex o una cámara compacta.

Es posible que estés empezando a hacer fotografías o lo tengas como hobbie, y no tengas claro el equipo que deberías tener. Y es lo que voy a intentar, resolver tus dudas por si estás pensando adquirir una cámara réflex o una cámara compacta.

Y lo vamos a hacer a través de sus diferencias, que son bastante notables. Así te darás cuenta de las ventajas y desventajas de cada modelo.

Antes de ello, simplemente señalar la diferencia más notable entre réflex y compacta. La cámara réflex es una cámara de objetivos intercambiables que tiene un espejo en su interior, que refleja la luz hacia el visor.

Cámara Réflex

La cámara compacta es una máquina de un sólo objetivo, que no se puede intercambiar, y el visor es electrónico o directo, sin espejo.

1. Calidad de imagen

En relación a la calidad de imagen, por lo general podemos decir que la resolución y nitidez de las cámaras réflex es superior.

Disponen de un sensor más grande, lo que redunda en una mayor capacidad para captar la luz, apreciable especialmente en situaciones de poca luminosidad.

Hay que señalar que las cámaras réflex, en algunos casos, se utilizan a nivel profesional, por lo que es evidente que tienen ese plus de calidad que no tienen las cámaras compactas.

Tanto en unas como en otras vas a encontrar modos automáticos y manuales, aunque en las compactas los manuales no en todos los modelos.

2. Objetivos

Las cámaras réflex disponen de objetivos intercambiables. Ya sean objetivos de cámaras réflex Nikon u objetivos de cámaras réflex Canon, dispones de una amplia gama de lentes, que varían según la longitud focal y luminosidad.

Objetivos con altos niveles de precisión, nitidez y robustez, siempre con un amplio abanico de calidades y precios. Desde los profesionales hasta los de aficionado.

En cambio, la cámara compacta cuenta con un objetivo, que no se puede cambiar. Es más limitante, y normalmente con una calidad muy inferior a las enormes opciones réflex.

3. Comodidad

Las cámaras réflex pesan más y son menos cómodas de llevar. Si lo que quieres es un equipo lo más ligero posible, y no te importa tanto la calidad, una cámara compacta es una buena solución.

Son muy todoterreno en algunos casos y con una funda de protección ya tienes un equipo liviano, preparado para los viajes o la fotografía callejera.

En el caso de una cámara réflex, a poco que tengas un par de lentes, ya necesitas una bolsa o mochila. Y aguantar un equipo que puede ser varias veces más pesado que el de una compacta.

4. Polivalencia

Si duda alguna una cámara réflex es mucho más polivalente. Te puede servir para usos de aficionado y profesional, según el modelo, y puedes utilizarla para fotografía deportiva, de viajes, de calle o de retrato. Cualquier género fotográfico lo vas a poder interpretar con una cámara réflex.

Enfocan más rápido, disparan mayor número de fotografías por segundo y disponen de mayor número de accesorios, lo que acentúan su polivalencia.

La cámara compacta va a ser más limitada. Es verdad que hay modelos, conocidos como prosumer, que tienen un objetivo desde angular hasta tele, pero la calidad no es la mejor.

A mi me gusta la compacta para pasar desapercibido y hacer fotografía de calle o de viajes. Con una buena cámara compacta, este tipo de imágenes van a ser muy apetecibles.

camara-compacta

5. Precio

En relación al precio, como suele pasar, hay amplia diversidad. Puedes encontrar réflex por menos de 400 euros, y hasta por 6.000 euros. De media, los precios son superiores en las réflex, pero hay modelos para todos los bolsillos.

Hay que tener en cuenta también que el equipo réflex siempre puede crecer con nuevos objetivos. Pero la compacta solo necesita la inversión inicial.

Diría que la compacta, generalizando, es más barata.

6. Conclusiones, ¿cuál comprar?

Seguro que ya tienes claro cuál comprar, si una cámara réflex o una cámara compacta, pero vamos a resumir un poco.

Si buscas comodidad y no tienes mucho presupuesto, compra una cámara compacta. Si tienes aspiraciones un poco más profesionales, algo de presupuesto y no te molesta ir un poco más cargado, compra una cámara réflex.